PERFIL

Mi foto
Buenos Aires, Argentina

25 oct. 2012

OBJETO DE DESEO

"POLAROID DE LOCURA (EXTRA)ORDINARIA"

¡Bienvenidos a un post que me encanta! Lejos de mí está en hacerles creer que los elogios corresponden a una auto exclamación. ¿Por qué digo que me encanta? Para quienes me conocen saben de mi amor por la cultura y filosofía oriental (por sobre todo la japonesa) acompañada de sus costumbres y de sus más fieles representantes (de todas sus áreas). Así como en otro post hablamos algo sobre la escritura de Murakami (aquí). Hoy hacemos foco, y valga la metáfora, en el fotógrafo Hiroshi Sugimoto y su colaboración para Hermès Editeur (pañuelos de autor o carré d´artistes). Esta es la tercera asociación que lleva adelante la histórica casa para desarrollar una colección cápsula super exclusiva (anteriormente fueron Josef Albers y Daniel Buren).



De esta manera volvemos (una y otra vez) a un tema de debate: la fusión arte y moda. ¿La moda puede considerarse arte? Y viceversa ¿El arte puede ser moda? Pensemos que ambos pueden abrazarse...

En este caso en particular, Hiroshi Sugimoto y Hermès se unieron para crear una serie de 20 pañuelos. Esos famosos carrés por los cuales morimos de amor las mujeres. 140 x 140 cm de belleza sin igual. Es una edición limitada ya que se reprodujeron sólo 7 veces y cada uno está numerado. Un objeto de lujo absoluto y con precios accesibles sólo para un grupo selecto. Pero quién dijo que no podemos contemplarlos? Así el lujo se vuelve asequible para todos...

Cada polaroid con su correspondiente carré...






Quien pudiese pensar que fue producto de elegir imágenes al azar está equivocado. Trabajo y disciplina fueron de la mano. Hiroshi Sugimoto viene trabajando hace tiempo en las fotografías con su polaroid. Su estética histórica lo define: horizontes imposibles y misteriosos parámetros. Horizontes imposibles y misteriosos parámetros que hoy se vuelven pañuelos. ¿Quién dijo que no puede desafiarse al tiempo?

Un "viaje" a través de cada polaroid nos permite ver su intención por manifestar los colores que pasan inadvertidos al ojo humano.

Hace un par de años atrás, presentó su proyecto a Pierre Alexis Dumas, directo artístico de Hermès. Así comenzó su alianza con la firma de "la cajita naranja"

Durante fines de 2009 y principios de 2010, la rutina de Sugimoto consistió en despertarse todos los días a las 5.30 para aprovechar las claras mañanas de Tokio. Básicamente y porque no soy una experta en la materia, lo que hizo fue aprovechar el reflejo del sol naciente a través de un prisma de cristal donde se reflejaron pinceladas únicas de color en las paredes blancas de la habitación elegida. El resultado, diferentes matices cromáticos. Y ahí estaba él con su vieja polaroid para capturar el momento. De esta manera se dio origen a "Couleurs de l´Ombre" o  "Colores en la sombra".

Para poder trasladar esas fotografías a los carrés, se construyó una impresora a chorro de tinta especial.




Un poco de Tokio Blues...

Hiroshi Sugimoto nació en el año 1948 en Tokio. En 1970 estudió fotografía en Estados Unidos, en el Art Center College of Design. Siempre lo rigieron los principios de conceptualismo y el minimalismo. Basta con recorrer esta galería de carrés o adentrarse en su trabajo para comprobarlo.

Es quizás esta imagen la metáfora de la fusión entre moda y arte...



¿Ha podido Hiroshi Sugimoto atrapar, finalmente, al tiempo ampliando la percepción sobre esta cualidad abstracta? No lo sabemos...Si sabemos, o al menos es una opinión personal, que ha podido atrapar mi atención con tan maravilloso talento...

¡Bonito jueves!

¡Muchos besos!

(Imágenes: Gentileza Hermès y buscador Google)

2 comentarios:

Victoria no tiene Secretos dijo...

me encanto el post! y ahora quiero unooooo, los mejores: los ultimos 4! no conocia este fotografo! ahora voy a investigar un poco mas sobre el!
buen dato!
besoss

Cin Alvarez dijo...

Hola Vic! Siempre tan amor!!! Qué alegría que te gustó! A mí me interesó mucho saber más sobre esta propuesta!!! Genial que sirva de disparador! Lindas tus elecciones! Igualmente si vienen con cualquier carré de Hermès los queremos igual jaja! ¡Muchos besos!